autor:

(en Google+)

12 marzo 2011

Como eliminar la economía sumergida

Hace un par de días estuvimos en una conferencia de Santiago Niño Becerra en Alicante, interesante siempre escuchar o leer a este catedrático de economía a pesar de su pesimismo acérrimo, y surgió el tema de la economía sumergida.

Alguien intentó proponer algo para reducirla, pero no se desarrolló el tema. Sin embargo en la última ronda de preguntas yo iba a proponer una idea al respecto que no pude pues cortaron la conferencia para que Don Santiago pudiera coger el avión a tiempo.

Así que propongo aquí la idea para su debate: ¿Y si eliminamos completamente el dinero físico y obligamos a que toda transacción sea hecha por medios electrónicos?



Es decir, que todo movimiento de dinero quedaría reflejado en un ordenador y al alcance de cualquier inspector de hacienda.

No se escaparía nadie. Eso de vender "en negro" se acabaría, y el pagar sin IVA quedaría reflejado en un ingreso bancario "sospechoso" y fácil de ser descubierto.

Surgirían nuevas formas de economía sumergida, como el trueque, pero se reduciría mucho, sobre todo en el mercado minorista.

El principal problema que veo es que para los movimientos en negro de grandes sumas se usarían los billetes de los países que no se adhirieran a este sistema. Si se prohíbe en el euro, pues se hace con dólares, o francos suizos. Habría que realizar la prohibición del uso de moneda en metálico en todo el mundo a la vez, o al menos en todos los que tengan monedas convertibles y plenamente aceptadas en los mercados internacionales.

Así y todo, para esos casos de grandes movimientos se usaría el oro físico y otros metales preciosos. Evitarlo del todo es casi imposible, pero se eliminaría del día a día, se eliminaría la mayor parte de este mercado negro, que no paga impuestos, que cobra paro sin merecerlo, etc, que disminuye la economía y reduce los ingresos del estado.

Publicar un comentario en la entrada
y en facebook: