autor:

(en Google+)

07 octubre 2011

Si Grecia y los bancos quiebran: apocalipsis-ficción

Entre Grecia y los bancos europeos está la crisis.

Hace poco escribí sobre que pasaría si Grecia quebraba, y hoy aún estamos pendientes de un hilo sobe si quiebra o no quiebra. Hagamos un poco de economía-ficción o apocalipsis-ficción:

Navidades de 2011: la "troika" decide no prestar más dinero a Grecia, pues estos no son capaces de reducir su déficit presupuestario y no tiene sentido seguir aumentando su deuda pública. Grecia se declara en suspensión de pagos.

No puede devolver la deuda que vence. Como deja de pagar intereses, eso hace que su déficit presupuestario baje, pero no lo suficiente. Grecia no recauda suficiente dinero para pagar a sus funcionarios, así que hay temor de que decida salir del euro para poder imprimir dinero y con él pagar a sus funcionarios.
La gente entra en pánico y decide sacar todos sus euros de los bancos griegos antes de que se los conviertan a dracmas. Se implanta un "corralito" bancario en Grecia.
Los bancos griegos poseen mucha deuda pública griega, que de repente no tiene prácticamente valor en el mercado financiero. Entran en quiebra y el estado, o los deja quebrar perdiendo muchos griegos su dinero, o los salva pero ¿con que dinero? No puede pedir prestado, así que imprimiendo más dracmas nuevas.
Con la moneda nueva devaluándose y tanta dracma nueva circulando la hiperinflación está casi garantizada.

¿Y los bancos de otros países? Los bancos alemanes y franceses y en menor medida de otros países poseen grandes cantidades de deuda griega. Automáticamente declaran pérdidas millonarias que los llevan al borde de la quiebra a esos bancos. Bastantes necesitarán ser rescatados por sus respectivos países. Algunos estiman en 230000 millones de euros el dinero necesario para ese salvamento. Así que Francia, Alemania, Bélgica y otros países tienen que aumentar su deuda pública llegando con ello a sobrepasar el 100% de su PIB. tanta deuda pública emitida es difícil de absorber por parte los mercados. Hay escasez de dinero. Si los mercados presionaban hace poco a Italia o España, ahora presionan a Francia y Alemania, pidiendo intereses más altos para su deuda. Ya no se trata de que los mercados no quieran deuda de algunos países, no quieren deuda de ningún país de la zona euro. A todos los países de la zona euro, y por contagio también a toda la Unión Europea se les exige un 8 o un 10% de interés para colocar sus bonos.

El pago de intereses ahoga los presupuestos de los estados y éstos no tienen más remedio que reducir sus gastos en infraestructuras y salarios de funcionarios y tratar de reducir dicha deuda pública. Toda Europa entra en una espiral de reducción de gastos que lleva a una recesión europea profunda, a la disminución del consumo, al cierre de empresas, el aumento del paro.

Con Europa en recesión profunda, todo el mundo entra en recesión en una espiral de descenso de consumo mundial que lleva mucha gente a la pobreza y el hambre durante años.

ACTUALIZACIÓN:
1-NOV-2011
Los analistas de Citigroup señalan que si Grecia rechazara las condiciones del paquete de ayuda en el próximo referéndum, probablemente no será apoyada por la "Troika".

En ese caso es probable que se quede sin fondos rápidamente y probablemente entraría en un procedimiento de default desordenado.

Los bancos griegos perderían la financiación del Banco Central Europeo y como consecuencia, los más probable es que Grecia fuera forzada a dejar la Unión Monetaria.

Publicar un comentario
y en facebook: