autor:

(en Google+)

26 junio 2011

¿Que pasa si Grecia quiebra?

Grecia está al borde del "default", dejar de pagar sus deudas, y acaba de aprobar en el parlamento un paquete de recortes de gastos y de venta de patrimonio, medidas de austeridad y privatizaciones por valor de 28.300 millones de euros, pero ha sido aprobado por un mínimo margen en la votación.Muchos griegos parece que se plantean seriamente el default y no pagar sus deudas del estado, o al menos conseguir un canje por un montante bastante menor.



Se acusa al FMI y a Europa, principalmente a Francia y Alemania, de mirar sólo sus intereses cuando estos piden a Grecia que cumpla esas medidas draconianas de auteridad. Se les acusa de intentar simplemente proteger a sus bancos, que poseen una gran parte de la deuda pública griega, pero ¿Qué le pasaría a Grecia si suspendiera pagos de su deuda?

¿Sería bueno para los griegos como algunos creen, o provocaría un caos absoluto en el país heleno?

Dejar de pagar la deuda y seguir permaneciendo al euro parece una idea poco practicable. Sería un desprestigio para la moneda única europea, y dado el evidente daño que realizaría los países vecinos, me temo que Grecia sería expulsada del euro. Algunos plantean que esa vuelta a la dracma podría solucionar algo, pues un devaluación brutal de su moneda podría hacer que Grecia exportara más y creciera económicamente, pero esa devaluación haría que la deuda fuera aún mayor a no se que toda la deuda pública griega se redenominara en dracmas, cosa tal vez ilegal. Aún así, cambiando la deuda a dracmas y devaluando, la deuda seguiría siendo impagable, a no ser que Grecia se pusiera a imprimir billetes y repartirlos para reanimar la economía y pagar esa deuda, y crear inflación para devaluarla.

Otro problema sería la probable quiebra de los bancos griegos, que dejarían de tener el apoyo del BCE y también poseen grandes cantidades de deuda pública griega, y sobre todo la probable reacción del pueblo griego ante el panorama de la vuelta a la dracma, que sería de sacar su dinero de los bancos y convertirlos en euros antes del inevitable desplome de su moneda. La fuga masiva de capitales y sobre todo la búsqueda de dinero en efectivo, en euros, llevaría un corralito bancario.

En la entrevista que concede Theodoros Pangalos, número dos de Papandreu, podemos escuchar su opinión de que "quienes proponen volver al dracma son extremadamente estúpidos", y señala que "si dejáramos el euro, habría que poner tanques para defender a los bancos". Insiste en que "significa que, al día siguiente, los bancos estarían completamente rodeados de gente aterrada tratando de sacar su dinero, el ejército tendría que protegerlos con tanques porque la policía no sería suficiente, habría revueltas por todos lados, las tiendas estarían vacías, algunas personas se lanzarían por la ventana... Y sería también un desastre para toda la economía Europea". Y pide una reflexión al periodista: "¿Por qué cree que los periódicos de todo el mundo se ocupan tanto de Grecia?"

Con una dracma en devaluación progresiva, un corralito bancario, y un bloqueo al flujo de capitales, la economía del país se detendría y además el gobierno se enfrentaría a la situación de no tener suficientes ingresos para los pagos que tiene que hacer, simplemente a sus jubilados y funcionarios, a no ser que se dedicara a imprimir billetes, pues el mercado de capitales no le prestaría ni un euro.

El proceso de devaluación de la dracma unido a gran inflación sería parecido al de Argentina. Probablemente el valor de su moneda sería un tercio del actual en poco tiempo, y el poder adquisitivo de sus ciudadanos también se dividiría por tres, pues tengamos en cuenta que los precios de todos los bienes y productos se marcan internacionalmente. La gasolina multiplicaría su precio por tres, los coches, electrodomésticos, etc también multiplicarían su precio por tres, y lo que es peor, la comida multiplicaría su precio por tres, provocando el hambre entre una población con un alto nivel de desempleo.

Al cabo de unos años de sufrimiento, hambre, pobreza el país se estabilizaría, las empresas exportadoras traerían divisas y habría un buen crecimiento económico... pero partiendo desde 3 o 4 veces más abajo que ahora.

¿Es eso lo que conviene a los griegos?
¿O pueden tratar de japonesizarse, de mantener una deuda elevada pero estable, reduciendo gastos, y en un futuro reequilibrando la economía vía exportaciones y turismo?

Por el bien de todos, esperemos que consignan seguir por la segunda vía.

Publicar un comentario
y en facebook: