autor:

(en Google+)

25 junio 2014

El escándalo de la SICAV en el parlamento europeo


Se habla mucho estos días del plan de pensiones privado de los parlamentarios europeos, criticandoles fuertemente que ese dinero se invierta en una SICAV. Puede que el 70% de los eurodiputados españoles inviertan en ese plan de pensiones. Infolibre lo ha destapado.


Parece que invertir en una SICAV sea un delito o algo indigno. Es la moda del discurso populista actual que dice que las SICAVs solo pagan un 1% mientras los demás pagamos mucho más.

Este argumento antiSICAV lo desmontaremos luego, pero de momento prestemos atención a lo que sí me parece indignantes del plan de pensiones de nuestros parlamentarios: por cada dos euros que aportan al plan de pensiones, Europa (nuestros impuestos) aporta un euro.
¡Les estamos dando un 50% extra a sus aportaciones!


Eso sí que es una inversión provechosa ¡Un 50 % de beneficio de entrada, inviertas bien o mal lo aportado!
¡Vaya chollo, y encima A COSTA DE NUESTROS IMPUESTOS!

Esto es lo que debería provocar indignación y no el hecho de que ese dinero se invierta en una SICAV, pero claro, como algunos de los parlamentarios que invierten en este producto son de izquierdas o muy de izquierdas y en mundillo de izquierdas se ha puesto de moda criticar los bajos impuestos de las SICAVs... pues saltó el escándalo simplemente porque invierten en una SICAV. Incluso ha empezado a provocar dimisiones como la de WIlly Meyer

¡Ridículo!

¿Y si el plan de pensiones hubiera invertido el dinero en fondos de inversión comunes, como hacen muchos planes de pensiones?
¿Habría alguna diferencia?
Pues no, pagarían igualmente el 1% anual sobre los beneficios anuales (0,01% en Luxemburgo). Incluso en algunos detalles la fiscalidad es aún mejor para los fondos de inversión colectiva normales y corrientes.

¿Las ventajas para la SICAV? pues en realidad las ventajas no son para el inversor en la SICAV sino para el gestor, que puede hacer algún chanchullo del tipo de cargar ciertos gastos personales como gastos de la SICAV. Y eso es lo que las autoridades deberían controlar, que no se hagan esos cargos, además de que los 100 inversores de la SICAV sean reales, como debería ser al ser una sociedad de inversión colectiva.

Así que menos escandalizarnos por las SICAVs y más por las prebendas a cargo de nuestros impuestos que tiene los eurodiputados.

De todos modos parece que la información de que el parlamento europeo aporta dinero a ese plan de pensiones está anticuada. Según las últimas publicaciones la eurocámara ha informado de que desde 2009 ya no aporta nada al fondo de pensiones cuando entró en vigor el nuevo estatuto del eurodiputado que supuso que salarios y prestaciones sociales –y por tanto, también las pensiones- de los miembros de la cámara comunitaria pasaran a depender de las instituciones europeas.
Así que pasamos de "ayudarlos con sus fondos de pensiones a darles una pensión completa directamente, probablemente acorde a los salarios que se cobran por esos lares.

¿Nos seguimos indignando?



Publicar un comentario
y en facebook: