autor:

(en Google+)

02 febrero 2009

El Banco Central de USA creando dinero

"el banco central estadounidense afirmó que está dispuesto a comprar bonos del Tesoro a largo plazo si la evolución de las circunstancias señala que estas operaciones pudieran resultar efectivas en la mejora de las condiciones de los mercados privados de crédito."

Los bancos centrales van avanzando poco a poco pero avanzando en el proceso que he comentado a veces. En USA los tipos casi no pueden bajar más. Toca que el banco central compre deuda pública, o privada si se presenta.

El objetivo, está claro, retiro del mercado unos bonos ociosos y le suministro a esas personas unos miles de millones de dólares. Algo tendrán que hacer con ese dinero los vendedores de los bonos. El tendero de la esquina que vende sus bonitos tal vez se compre un coche, o se vaya de viaje a Benidorm, consumo, o si es un inversor pues tal vez lo invierta en bolsa o lo deposite a plazo fijo, que falta le hace la pasta a los bancos, a ver si así prestan más.

Y ¿de donde sale ese dinero? ¡Que más da! le dan a la máquina virtual de fabricar billetes virtuales y ya está. Se trata de creación de dinero. La compra de bonos es una de las herramientas que tiene un banco central para crear dinero, además de la típica de bajar tipos de interés para que los bancos normales lo creen a base de préstamos.

Este era el siguiente paso esperado para reactivar la economía tras el endeudamiento masivo de los estados. Esperemos que sea suficiente, pues si esto tampoco funciona, quedan pocas opciones.

Se empieza a vislumbrar una única una solución final salomónica, rara, impensable, pero que ronda por mi cabeza: el banco central condona la deuda pública que ha comprado. Así el estado puede endeudarse de nuevo.

¿Serán capaces de llegar a ese extremo? Lo sabremos en próximos capítulos de la película.

Esta idea casi parece de ciencia ficción, pues hacer eso tiene grandes riesgos que los bancos centrales no quieren correr, principalmente el riesgo de estimular una inflación desbocada (piensese hora mismo en la situación de Zimbawe), pero se habla mucho de "cambio sistémico", de que necesitamos un cambio de sistema y que el sistema actual ya no funciona. La película de economía ficción podría convertirse en realidad si la mayoría de los países desarrollados tuvieran sus tipos a casi cero, su deuda pública muy alta, los bancos centrales acumulando deuda pública sin parar y aún así una tendencia a la deflación o casi.

Una escenita de esa película podría ser la siguiente noticia en los periódicos:

"los países con tipos de interés casi cero, que representan el 90 % del PIB mundial, se han reunido y decidido que, dado que el endeudamiento de sus estados, ciudadanos y empresas ha llegado al límite de lo posible, su bancos centrales van a crear dinero y regalarlo a los estados para que lo gasten en lo que quieran, principalmente en dar trabajo a nuevos funcionarios, de modo que cada gobierno recibirá anualmente un 4 % del PIB de su país."

Los bancos centrales de todos los países desarrollados y en desarrollo deciden en conjunto crear dinero
de la nada y repartirlo equitativamente par que el consumo se estimule y continúe la fiesta. Lo difícil es decidir como hacen ese reparto y controlar que no se fabrique tanto dinero como para provocar inflaciones desbocadas.

Claro que esto es solo economía-ficción. Es de esperar que los tipos bajos y la compra de bonos por parte de los bancos centrales inyecten suficiente dinero en circulación como para reactivar las economías, y que los actores económicos que están ahora absorbiendo liquidez y ahorrando sin parar no absorban todo ese dinero
nuevo.

El dinero debe circular para que el sistema funcione. Si no hay dinero terminaremos volviendo al trueque.

Publicar un comentario en la entrada
y en facebook: