autor:

(en Google+)

03 septiembre 2008

Experimento long-short, se acaba

Recapitulando.

La vacaciones se acaban. Mi semiaislamiento de Internet también.
He cogido los números y me he puesto a analizar que ha pasado durante este experimento, que va fatal, por cierto.

He de contaros que cada cierto tiempo también apuntaba en mi hoja de cálculo de la simulación previa la evolución de las carteras bajista y alcista que usaba.

Así mientras en la simulación me sale que tenía que haber perdido en este periodo sólo un 2 % de mi capital, resulta que he perdido un 12 %, un 10 % más de lo que indica la simulación en papel. Y por ejemplo en los últimos 30 días he perdido un 4 % más que lo que indica la simulación.


Esto me ha tenido desconcertado unos días y he iniciado un análisis más profundo.

Ninguna inversión puede resistir ese ritmo de pérdidas sobre lo previsto. Para compensar esa disminución de ganancias habría que ganar más de un 4 % mensual.

EL resultado de las cuentas es bastante claro y los sospechosos del desastre han sido los culpables.

Por ejemplo durante el último mes ese 4 % de pérdidas extras se divide en un 1,83 % en comisiones de compra y venta de CFDs, un 0,58 % en gastos financieros de los CFDs, y el resto, un 1,59 %, no me queda más remedio que asignarlo a horquillas de compra y venta.

Estos porcentajes son sobre mi saldo aproximado en cuenta, siendo de una cuarta parte sobre las posiciones, y que por cada 1000 euros de la cuenta he comprado 2000 en CFDs y vendido otros 2000 en otros valores también en CFDs.
Así, sobre las posiciones las sobrepérdidas han sido de un 0,46 % en comisiones de compra y venta de CFDs, un 0,14 % en gastos financieros de los CFDs, y un 0,4 % en horquillas de compra y venta.

Para el total del periodo estos sobrecostes dolorosos se dividen en un 1,33 % en comisiones de compra y venta de CFDs, un 0,33 % en gastos financieros de los CFDs, y un 0,84 % en horquillas de compra y venta. Todos sobre las posiciones tomadas.

Total, que así no hay manera. Moverse, cambiar de valores, reajustar cantidades, etc, es una ruina. Los costes financieros son lo de menos.
O simplemente se toman unas posiciones y se espera 3 meses a ver que sale o esto no tiene sentido. Reajustar y cambiar valores a menudo sólo puede llevar a la quiebra.

Habrá que darle la razón a los consejos de Buffet y Graham de reducir los movimientos al mínimo para que las comisiones y horquillas no te arruinen.

S2s

Publicar un comentario
y en facebook: