autor:

(en Google+)

04 agosto 2011

¿Quién caerá antes, España o Italia?

Últimamente España es noticia por la falta de demanda de su deuda pública que ha hecho que el diferencial entre la deuda española y alemana supere los 400 puntos básicos, es decir se nos pide un 4%. más que a los alemanes para aceptar nuestra deuda. Sin embargo Italia también ha sido noticia por motivos similares.


He titulado el post ¿Quién caerá antes, España o Italia? 
En mi opinión no caerá ninguno de los dos. Como se suele decir "son demasiado grandes para caer", sobre todo Italia. Simplemente unos y otros tendremos que reducir gastos del estado y dejar de seguir aumentando la deuda pública. El mercado está saturado de deuda pública y seguir haciéndola crecer es imposible. Debe reducirse dicha deuda, no aumentarse.

Pero hay un gráfico significativo respecto a como es aceptada la deuda de los países.


Vemos que a finales de 2010 baja drásticamente la demanda de deuda española e italiana, pero sobre todo española, haciendo subir el diferencial, pero ahora, en 2011 lo que ha pasado es que el diferencial Italiano ha subido mucho y bruscamente. Esto indica que la deuda italiana ha perdido demanda de un modo muy brusco. La deuda italiana es el problema en este momento, y la española se ve empujad por ella.

Necesitamos que Italia recorte gastos de un modo visible y fuerte, a ser posible de tal modo que no tenga déficit en sus finanzas públicas o este déficit sea inferior a la inflación, y entonces se considerará que su deuda es sostenible y tal vez "el mercado" acepte la situación.

Pero algo me dice que lo que realmente necesitamos en la zona euro es que disminuyamos el volumen de deuda de los estados, que el mercado no tiene capacidad para absorber tanta deuda y mucho menos para absolver incrementos en dicha deuda. O entramos en superavit en cuanto a cuantas de los estados de la zona euros... o esto no tiene arreglo.

Salvo por otra vía: que el BCE le de a la máquina de imprimir dinero y se dedique a comprar deuda pública de la zona euro. Y no sólo 60.000 millones, como hasta ahora, sino 600.000 como la FED ha estado haciendo con los bonos de los Estados Unidos. 

O salva la situación el BCE, o iniciamos recortes masivos de gastos. O ambas cosas a la vez.

Me temo que el BCE no quiere que nos acostumbremos a que él absorba nuestras deudas, y tiene miedo de provocar inflación si actúa de esa forma, pero tal vez sea la única forma, y puede que la inflación no sea tan mala para la zona euro.

Próximamente veremos el desenlace.


Publicar un comentario
y en facebook: